El presidente Iván Duque afirmó, a propósito de la reunión de cancilleres del Grupo de Lima que se adelanta en la capital peruana, que espera que esta instancia asuma tres decisiones “claras y contundentes”, con motivo de la crisis que vive el pueblo de Venezuela.

“Primero, rechazar de manera tajante la ruptura del orden constitucional en Venezuela. En Venezuela lo que hay es una dictadura y se necesita que el Grupo de Lima rechace de manera contundente esa alteración del orden constitucional”, dijo.

El jefe de Estado también pidió restituir la legitimidad de la Asamblea Nacional, que constitucionalmente debería ejercer el poder legislativo en el vecino país.

“Segundo, tiene que hacerse un gran reconocimiento a la Asamblea Nacional de Venezuela, como una de las instituciones vitales para que se restablezca el orden constitucional, ya que esa Asamblea fue pisoteada y prácticamente anulada por la dictadura”, aseguró.

Asimismo, convocó a los nuevos países para que se sumen a la denuncia ante la Corte Penal Internacional para que investigue la ejecución de crímenes de lesa humanidad por parte de la dictadura venezolana contra la población.

“Tercero, debe haber una invitación a que más países procedan con la denuncia que se ha venido haciendo ante la Corte Penal Internacional, liderada por nosotros, con la participación de Chile, Paraguay, Argentina, Perú, Costa Rica, Canadá y Francia”, enfatizó.

El mandatario pidió hacer énfasis en endurecer las sanciones contra Maduro y su círculo cercano, “en todos los niveles posibles, porque aquí lo que se debe decir con claridad es que hay que cercar esta dictadura diplomáticamente para que se pueda dar un paso al restablecimiento de la democracia en ese país”.