El presidente Iván Duque mostró su descontento con la decisión que tomó la Corte Constitucional al tumbar la cadena perpetua para asesinos y violadores de niños.

La conocida Ley Gilma Jiménez fue rechazada por la Sala Plena con una votación de 6 votos en contra y 3 a favor.

La Corte avaló los argumentos de una demanda radicada por el Grupo de Prisiones de la Universidad de los Andes que advierte que la prohibición de la cadena perpetua y la resocialización son parte esencial de la dignidad humana de los condenados.

 

Te puede interesar: Corte Constitucional tumba la cadena perpetua aprobada recientemente en Colombia

 

Razón por la cual el presidente Duque se pronunció con prontitud tras la ya polémica decisión y se comprometió a seguir luchando por los derechos de los niños colombianos.

Los fallos se acatan. Las fallas de nuestra sociedad tenemos que corregirlas. Seguiremos nuestra lucha por los derechos de los niños y por lograr la máxima sanción ejemplarizante a quienes los asesinan y abusan.

Colombia requiere hacer valer el Artículo 44 de la Constitución donde los derechos de los niños están por encima de los derechos de los demás. Una de las fallas de nuestra sociedad es que pareciera que hay más garantías para los victimarios que para las víctimas.

 

Mira también: El Dane confirma aumento de la pobreza en primer año de la pandemia

 

Miles de niños asesinados y abusados merecen que sigamos la lucha por la prisión perpetua. Esta fue la causa de Gilma Jiménez y la de miles de familias y también la nuestra. En la defensa de las convicciones la perseverancia”, dijo el jefe de Estado en Twitter.

La decisión mayoritaria avaló una ponencia de la magistrada Cristina Pardo que advertía que la prisión perpetua es totalmente inconstitucional y atenta contra la dignidad y los derechos humanos.

La ley de la cadena perpetua tuvo el aval del presidente de la República y de la Procuraduría General de la Nación y la oposición de varios penalistas que la catalogan como “populismo punitivo“.