El presidente de la República, Iván Duque, a través de una carta solicitó a la Corte Suprema de Justicia la ratificación de la declaratoria como crímenes de lesa humanidad e imprescriptibles de los homicidios impunes del periodista y excandidato presidencial Álvaro Gómez Hurtado y de su asistente José del Cristo Huertas Hastamorir, ocurridos el 2 de noviembre de 1995.

El mandatario dirigió la misiva al presidente de la Corte, José Luis Barceló, y a los magistrados de esta corporación.

En el escrito, el jefe de Estado recordó que la Fiscalía Delegada 190 de la Unidad Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos, tras varios años de investigación y en respuesta a diversas solicitudes de las víctimas, concluyó que estos dos homicidios constituyen crímenes de lesa humanidad, pues se enmarcaron dentro de un plan sistemático “promovido por narcotraficantes para eliminar a sus opositores y a líderes sociales, e intimidar a la población en el marco del conocido escándalo del proceso 8000”.

Asimismo, agrega que en el momento de su muerte, Gómez Hurtado ejercía activamente el periodismo y era considerado como persona protegida, “argumento adicional para la ratificación de la declaratoria de lesa humanidad proferida por la Fiscalía General de la Nación”.

De igual manera, el presidente recordó los homicidios del excandidato presidencial Luis Carlos Galán y del periodista Guillermo Cano Isaza, ya declarados como crímenes de lesa humanidad por la autoridades judiciales para efectos de volverlos imprescriptibles.

“Solo este tipo de decisiones de la justicia colombiana permitirán superar la impunidad que aún prevalece respecto de tantos hechos violentos de grave connotación nacional ocurridos en la década de los noventa y avanzar hacia una paz estable y duradera”, concluyó Duque.