Tras el atentado del que fue objeto el oleoducto Caño Limón-Coveñas a la altura del kilómetro 104 en jurisdicción de la vereda La Blanquita, municipio de Cubará (Boyacá), Ecopetrol activó un plan de contingencia en la zona. 

El hecho se registró en la tarde de este miércoles 24 de octubre y generó un cráter que produjo la afectación del tubo que originó el derrame de hidrocarburo por un canal natural.

Ante los hechos la compañía instaló barreras de contención aguas arriba del canal natural del derrame y dos tanques portátiles de almacenamiento e inició en horas de la noche la extracción crudo. Hoy se realizará el sobrevuelo de la zona y continuarán las actividades de limpieza y reparación.

Ecopetrol informó a través de un comunicado que, »notificó a los Consejos Municipales de Gestión de Riesgo y Desastres de Cubará, Boyacá, Arauca, Arauquita y Saravena del departamento del Arauca, al igual que a la autoridad ambiental Corporinoquía».

La petrolera agregó en la información que a la hora del siniestro, el oleoducto se encontraba fuera de operación y con las válvulas cerradas.

Finalmente la empresa rechazó los actos violentos que no solo atentan contra la infraestructura petrolera, sino que impactan de manera negativa el medio ambiente y generan pérdidas para esta región del país.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1