El alcalde de Cartagena, William Dau confirmó que tumbará el polémico edificio Aquarela, en cercanías al castillo San Felipe. El costo de esta demolición podría estar entre los 2.000 y 3.000 millones de pesos. 

Dau también confirmó que ya se envió una carta a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo, solicitando la hoja de ruta de cómo será la demolición de este edificio. Sin embargo, aún no se tiene una fecha establecida para la ejecución.

La decisión se da luego de un concepto que pidió el alcalde a la Agencia Nacional Jurídica del Estado, la cual dio luz verde para la demolición.

Asimismo, los constructores manifestaron que el Distrito deberá responder por el patrimonio de ellos y de las más de 900 familias que hicieron la inversión en este proyecto.

Sin embargo, la administración distrital dijo que son los constructores los que deben responder.