En poco menos de tres segundos cayeron los ocho pisos del edificio Mónaco. Fueron necesarias 2800 perforaciones con cargas de indugel.

«Este no es el fin de algo, este es el principio de algo, es el principio de contar esa historia alrededor de las víctimas, de respetar eso dolor, de entender que lo que ocurrió jamás tuvo que haber ocurrido y jamás puede volver a ocurrir. Que lo más importante es la vida y el respeto por el otro», indicó Federico Gutiérrez Zuluaga, alcalde de Medellín.

A unos metros del derribamento del Mónaco, las víctimas y los invitados especiales observaron cómo caía y reaccionaron con aplausos.

«Yo espero que mis hijas y las nuevas generaciones puedan entender eso y no se queden con los que ven en la televisión o en el cine sino que realmente busquemos que entendamos nuestra historia, que entendamos lo que realmente pasó en este país», manifestó Claudio Galán, hijo de Luis Carlos Galán.

Por su parte, Richard Franklin, hijo coronel Valdemar Franklin, dijo: “Con el derribamento del Mónaco nosotros como familia estamos sanando heridas, estamos aprendiendo a perdonar, a pasar la página. Pero no la vamos a pasar ya mismo, esto va poco a poco».

El sargento Puerta, sobreviviente de una bomba valerosamente puso en riesgo su vida por salvar las de sus compañeros, hoy recordó ese momento.

«Había un artefacto explosivo en el baño. Procedí a tratar de desactivarlo sacándolo del lugar y en ese momento pues me lo accionaron a control remoto. Y no supe más, lo único que me acuerdo es que fue un fogonazo como candela. Y ya, me trasladaron a la clínica Soma, me sacaron en muy mal estado de salud, prácticamente sin vida, duré un mes en cuidados intensivos».

Publicidad

Para el presidente Iván Duque este hecho es un reconocimiento a las más de 46.000 víctimas fatales del narcoterrorismo entre 1984 y 1993.

«Creo que hoy no es simplemente la implosión de un edificio. Hoy es el resurgimiento de una historia construida con la memoria de las víctimas. Usted mencionaba a Valdemar Franklin Quintero, Guillermo Cano, Luis Carlos Galán, Rodrigo Lara Bonilla, a Jorge Enrique Pulido, Antonio Roldán, a tantos jueces, pues hoy su memoria está nuestros corazones. Su sacrificio por Colombia no fue en vano porque triunfó la legalidad», sostuvo el mandatario.

El 31 de marzo inicia la construcción del parque Inflexión, homenaje a víctimas de la violencia en Medellín, que se estará entregando en septiembre.

Juanes interpretando La Tierra, versión sinfónico, cerró el acto lleno de esperanza.

En el evento Medellín abraza su historia, a más de 100 víctimas de la época del narcoterrorismo se les rindió un homenaje.

Yolanda Bedoya