En Tibú, Norte de Santander, personas presuntamente dedicadas a sacar ilegalmente crudo de un oleoducto, agredieron “física y verbalmente” a soldados del Ejército quienes intentaban realizar las capturas correspondientes y apedrearon el vehículo en el que se movilizaban los uniformados.

Por estos hechos, el Comando de la Fuerza de Tarea Vulcano, unidad militar orgánica a la Segunda División del Ejército Nacional, emitió un comunicado donde indicó que “interpuso una denuncia penal por los delitos de asonada, agresión a servidor público, obstrucción a vías públicas, destrucción del medio ambiente, tentativa de homicidio y daño en bien ajeno”.

Por su parte, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, a través de su cuenta en Twitter, indicó que no serán tolerados “actos como el de Tibú donde intentaron hacer una asonada a una unidad militar”.