El Ejército Nacional llegó hasta la vereda el Pital, municipio de Cumbitara, en donde se encontraba el laboratorio, que según información de inteligencia militar y policial haría parte del grupo armado organizado residual GAO-r Estructura Franco Benavidez.

Los comandos, junto con funcionarios de la Policía Nacional, hallaron 1418 kilogramos de clorhidrato de cocaína y 124 kilogramos de pasta de base de coca, también 850 kilogramos de insumos sólidos, 2374 galones de insumos líquidos, entre otro material y equipo que es utilizado para el procesamiento de este estupefaciente.

Le puede interesar: “Fue un inmenso gesto de reconocimiento”: María José Pizarro

Este laboratorio tendría la capacidad de producir más de cuatro toneladas de clorhidrato de cocaína al mes; en el lugar del resultado, no se presentaron capturas y el material fue puesto a disposición de la autoridad competente para adelantar su proceso de judicialización.

Esta operación logró afectar la cadena de valor del narcotráfico en aproximadamente ocho mil millones de pesos, reivindicando nuestra posición de lucha continua y frontal contra el narcotráfico.