En alerta preventiva por el crecimiento del caudal del río Bogotá, están las poblaciones ribereñas de la cuenca media y baja del afluente, es decir entre Chía y Sibaté.

Actualmente se puede observar un fuerte caudal en la zona baja del rio, exactamente desde el Salto del Tequendama.

Según la CAR, en este momento las compuertas de Alicachín en Soacha continúan abiertas, lo que ha permitido regular el caudal aguas abajo: la puerta número uno está abierta en 85 centímetros y la número 2 en 80 centímetros, para un caudal de 122 metros cúbicos que transitan a través del Salto del Tequendama.

Publicidad

La CAR explicó que aún estamos transitando por la segunda temporada lluviosa del año y que en cualquier momento las precipitaciones se pueden agudizar.