El centro de Barranquilla conserva tradición, agüeros y comercio para despedir el año

Jorge Castro - 31 de diciembre del 2019 11:50 am

El centro de Barranquilla concentra todo el movimiento de la actividad comercial de fin de año en esta capital.

Un hermoso jardín de flores artificiales, por la abundancia y en busca de nuevas energías, se volvió tradición en fin de año con la venta de flores amarillas en la Plaza de San Nicolás.

Los girasoles son los de mayor demanda, «dicen que el girasol trae buenas energías, que recoge las malas energías que entran a la casa. Y yo se lo comento a la gente», dijo Genys Mendoza, comerciante.

Una oración para despedir el fin de año y más adelante, también en el centro, están las plantas de la buena suerte.

«Se vende la yerbabuena, la ruda, albahaca, canela, las siete plantas para la buena suerte, la prosperidad, incienso, romero, mirra. Hay personas que la cocinan y al siguiente día para el baño», indicó Manuel Garizábalo.

Un agüero que no puede faltar es la venta de las uvas para consumir faltando cinco para las 12 de la noche. También se encuentra la tradición de la gastronomía con el tradicional pastel costeño con cerdo y pollo.

La dinámica del centro continúa tal cual están marcadas las horas para finalizar el año .

Temas Relacionados: