El exfiscal de extinción de dominio, Rodrigo Aldana, purga una pena de 8 años de prisión por haber recibido un apartamento de 235 millones de pesos, que pusieron a nombre de su compañera sentimental, a cambio de favorecer al exsenador Otto Bula con el archivo de un proceso de extinción de dominio.

Este miércoles, en audiencia en la Corte Suprema de Justicia, pidió perdón por sus actos.

“Excusas especialmente dirigidas a la Fiscalía, la Rama Judicial, la Dirección Ejecutiva de Administración Judicial y la sociedad en general, a quien defraudé con mis acciones. Pretendo entonces expresar mi profundo arrepentimiento“, expresó el exfiscal.

Aldana favoreció a Otto Bula archivando en 2014, sin tener las competencias, el embargo que había sido decretado sobre varias propiedades del exsenador, ubicadas en Sahagún, Córdoba.