En el marco de su visita a Cartagena, el presidente Juan Manuel Santos se refirió a los diálogos de paz con el ELN, que atraviesan un duro momento, ante la oleada de ataques de esa guerrilla que obligaron al mandatario a suspender el quinto ciclo de conversaciones.

“Yo le pido a Dios todos los días que me inspiré, que me dé fuerza, que me diga qué camino debo coger en situaciones como ésta. Un criterio es qué camino salva más vidas», dijo el mandatario durante un encuentro mundial de iglesias en la Heroica.

«Y estoy en ese dilema; qué hago con el ELN, sigo insistiendo, o cómo quiere la opinión pública, porque hoy día toda la opinión pública está a favor de romper los diálogos. Cuántas vidas cuesta romper los diálogos en este momento. Cuántas vidas nos vamos a ahorrar si seguimos insistiendo, pero exigiendo un mínimo de coherencia esos son los dilemas de un gobernante cuando se trata de construir la paz», agregó el mandatario.

Por su parte, las iglesias le reiteraron su apoyo al posconflcito y le solicitaron reanudar por el bien del país los diálogos con la guerrilla del ELN.