La norma del estatuto tributario que grava el uso de bolsas plásticas ya impactó a la industria en un 25 por ciento, y se calcula que al final del año se hayan dejado de consumir una de cada tres bolsas.

El Ministerio de Ambiente anunció que está próxima a expedirse una medida que hará posible que las dos bolsas sobrantes sean biodegradables en un futuro cercano.