La hermana María Berenice Duque nació el 14 de agosto de 1898 en Salamina Caldas. Su vida la dedicó a las misiones con los más necesitados como educadora y trabajó en la comunidad Hermanitas de la Anunciación en Medellín.

“La madre Berenice fue una mujer contemplativa, orante, entregada a darle a Dios hasta la última gota de su vida, así que, esta formación y esta espiritualidad ella nos la enseñó“, indicó la hermanita Luz Ofelia Herrón.

 

Lea más: La monja colombiana María Berenice será beatificada

 

Después de su muerte en 1993, las hermanitas de su comunidad con fe esperaban tenerla en los altares como santa. Hace 19 años le concedió el milagro de la salud a Sebastián Vásquez quien sufría desde los 7 años de edad, una enfermedad huérfana.

“A mí nunca me han tratado la enfermedad porque no se sabe qué es, nunca se supo ni se sabrá qué es. Es un problema de salud desconocido”, expresó Vásquez.

 

Podría leer: Golpe al sicariato en Antioquia, capturan 14 delincuentes señalados de ocho homicidios

 

El Vaticano inició la aprobación del milagro en 2014 y hoy, recibieron la noticia que la hermanita Berenice será beata.

Ahora esperan la ceremonia de exhumación de sus restos que reposan en una cripta del convento en Medellín, para luego anunciarla al mundo como una nueva beata católica.