El Ministro de Salud, Fernando Ruíz, anunció que el aislamiento para viajeros provenientes de China, España, Francia e Italia es obligatorio y que de no cumplirse puede haber incluso deportación o sanciones penales.

El funcionario explicó que las personas procedentes de esos países, mayormente afectados por la epidemia del coronavirus, tanto nacionales como extranjeros, deben acatar la cuarentena o de lo contrario podrían ser objeto de apertura de expedientes, conforme a lo establecido en el código penal.