Sigue el dolor en el corregimiento San Cristóbal de Medellín, donde fue asesinada una niña de 12 años. Este jueves la comunidad rindió un sentido homenaje con una eucaristía en su memoria.

El vuelo de cientos de mariposas elevó el clamor contra la violencia de familiares, amigos y compañeritos de colegio de Sindy Toro, la menor asesinada.

“Es muy doloroso y quiero que se haga justicia porque eso no se le hace a ningún niño. Era muy hermosa, le ayudaba a los viejitos cuando subía para la casa”, indicó Estefanía Vásquez, hermana de la menor.

El crimen es repudiado también por defensores de derechos humanos.

El cuerpo de la menor había sido encontrado en una zona boscosa del corregimiento con signos de violencia. Un joven de 22 años a quién le encontraron su celular, fue detenido por la Policía como presunto sospechoso.

El cuerpo de Sindy se encuentra en la sede de Medicina Legal de Medellín. Sus exequias se cumplirán este viernes en el corregimiento de San Cristóbal.