Por medio de un comunicado, el ELN, tras la captura de Juan Carlos Cuellar, gestor de Paz de esa guerrilla, dijo que «pese a la ruptura oficial de diálogos asumida por el Gobierno el 18 de enero de 2019 (..) este mantuvo contacto con la Oficina del Comisionado de Paz y con distintos integrantes de este Gobierno», para el reinicio de las conversaciones.

También asegura en el documento que «él asumió el riesgo de mantener la comunicación directa entre el Gobierno y el ELN, pese a que su condición de gestor de Paz estaba suspendida. Los emisarios gubernamentales le habían planteado a Juan Carlos que podía seguir en estas gestiones, sin que fuera nuevamente encarcelado, por esto su captura significa otro golpe más, propio de un régimen que “hace trizas la paz”.

El ELN rechaza y asegura que esta captura amplía el clima de desconfianza, que se suma al no cumplimiento de acuerdos anteriores, pero reitera su disposición para restablecer la mesa de conversaciones.

Acá la comunicación: