El jefe del equipo negociador del ELN, Pablo Beltrán, condicionó la continuidad de este proceso hasta que se garantice que ninguno de sus integrantes será extraditado a los Estados Unidos, luego de enviar una carta a la vicefiscal general de la nación, María Paulina Riveros, en la que pidió aclarar si es cierto que hay una investigación que relaciona a esta guerrilla con el caso de narcotráfico por la cual fue capturado Jesús Santrich, integrante del partido político de la FARC.

Otro caso muy distinto es el del Ejército de Liberación Nacional, grupo guerrillero que delegó unos voceros que vienen adelantando conversaciones de paz con el Gobierno nacional

dijo el ministro del Interior, Guillermo Rivera.

En el escrito, también pidieron garantías jurídicas para la delegación del ELN, porque sin esas garantías, la mesa no tendría tranquilidad.

“Esos delegados del ELN tienen plenas garantías del Gobierno nacional, que mientras se adelanten las conversaciones, pues ellos tendrán realmente el blindaje”, agregó el ministro.

Por el momento, se está a la espera de decir cuál sería el país en el que se reanudarían los diálogos, donde se está trabajando, para que antes de las elecciones del 27 de mayo se anuncie un posible cese al fuego bilateral.

Publicidad