Este lunes el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos Arévalo informó que el Ejército de Liberación Nacional (ELN), secuestró hace más de un mes a dos técnicos de la compañía petrolera Borets en Arauca.

«Este fin de semana el ELN hizo público un video en el cual reconoce la autoridad de un doble secuestro de dos técnicos que hacen parte de una empresa petrolera», indicó Ceballos en un video divulgado por su oficina.

La Defensoría del Pueblo manifestó que los técnicos, identificados como Pedro León Pérez y Óscar Javier Rodríguez, fueron «retenidos por un grupo armado ilegal el pasado domingo 3 de mayo» en la carretera que une a los municipios de Fortul y Tame, ambos en Arauca.

Frente a esto, el alto comisionado para la Paz señaló que estos secuestros se suman a los de dos policías que fueron perpetrados a finales de marzo por esa guerrilla en el Catatumbo, región ubicada en el departamento de Norte de Santander y también fronteriza con Venezuela.

Ceballos Arévalo atribuyó los secuestros a Gustavo Aníbal Giraldo, alias ‘Pablito’, comandante del frente Domingo Laín, que opera en Arauca, y uno de los más beligerantes del ELN.

«Esa no es una muestra de voluntad de paz. Alias ‘Pablito’, quien opera en las dos zonas donde se han realizado estos secuestros, es decir en Norte de Santander y Arauca, es responsable de la vida de estas personas. El Gobierno nacional exige la inmediata liberación de estos cuatro secuestrados y que el ELN, de una vez por todas, tome una decisión que es la dejar el secuestro y entregar todos los secuestrados», aseguró el funcionario.

Violencia en Arauca

Por otra parte, dos soldados del Ejército Nacional fueron asesinados a tiros el domingo por desconocidos en un supuesto ataque del ELN en Saravena (Arauca) cuando patrullaban la zona.

Las víctimas son los soldados Jader Antonio Blanco Causil y César Augusto Alcendra Sierra.

En enero pasado, la organización Human Rights Watch (HRW) denunció en un informe que en Arauca y el vecino estado venezolano de Apure la población está a merced de grupos guerrilleros y otras organizaciones armadas que cometen todo tipo de abusos.

Con testimonios de un centenar de habitantes, HRW documentó abusos en ambos lados de la frontera por parte del ELN, una disidencia de las desmovilizadas FARC y las venezolanas Fuerzas Patrióticas de Liberación Nacional (FPLN).