Según informó el diario The Wall Street Journal, la embajada de Estados Unidos en Colombia está investigando varios casos del denominado síndrome de La Habana.

Según el reporte, personas cercanas al asunto, afirmaron que al menos cinco familias estadounidenses han contraído dolencias en la sede diplomática en Bogotá.

El diario afirma que obtuvo corres enviados por el embajador norteamericano en Colombia, Philip Goldberg, al Departamento de Estado en los que detalla el hecho y en los que se pide investigar el fenómeno con seriedad y detalle.

 

Te puede interesar: Un soldado muerto y otro herido deja ataque armado en Arauca

 

El llamado síndrome de La Habana se conoció por primera vez en 2006 cuando diplomáticos estadounidenses y canadienses, y sus familias que residían en Cuba, reportaron dolores de cabeza, nauseas, mareo, fatiga, somnolencias, problemas de visión y audición.

Tras estos hechos registrados en la isla, Estados Unidos calificó el síndrome con un incidente de salud anómalo y a estos casos se han seguido sumando principalmente funcionarios de inteligencia estadounidense que están en China, Austria o Rusia.

 

Mira también: Contraloría investigará contratos que tiene Centros Poblados desde 2014

 

Desde su primer reporte se ha buscado explicar cuál es la causa de estos síntomas.

Las principales hipótesis señalan que estas dolencias ocurren cuando se apuntan armas de microondas que emiten pulsaciones de energía de radio frecuencia hacia las edificaciones donde se encuentran los trabajadores diplomáticos.

Por el momento la embajada no ha comentado al respecto.