El embajador ante Naciones Unidas, Guillermo Fernández de Soto, fue elegido como presidente de la Comisión de Consolidación de la Paz (PBC) de las Naciones Unidas.

La Comisión de Consolidación de la Paz es un órgano consultivo de los Estados Miembros de las Naciones Unidas cuyo mandato es apoyar los esfuerzos tanto de los Estados Miembro como de las agencias y mecanismos de la ONU para lograr una paz sostenible en los países en situaciones de conflicto.

Las siete prioridades que Guillermo Fernández de Soto sacará adelante durante su presidencia serán:

  • Fortalecer el papel de puente de la Comisión entre los diferentes mecanismos de Naciones Unidas.
  • Fortalecer el papel de asesoramiento al Consejo de Seguridad.
  • Promover el abordaje regional de situaciones complejas y ciertos conflictos.
  • Promover las asociaciones con otras organizaciones regionales.
  • Promover las sinergías entre la Comisión y el Fondo de Consolidación de la Paz.
  • Promover consultas con otros países para discutir las buenas prácticas en términos de consolidación de la paz.
  • Revisar las buenas prácticas y recomendaciones hacia la revisión de la estructura de consolidación de la paz 2020.

Para el 2019, Colombia considera que la Comisión de Consolidación de la Paz debe continuar con su trabajo enfocado a contribuir en la coherencia en el trabajo de Naciones Unidas en el pilar de paz y seguridad, en especial en las acciones de consolidación de paz y paz sustentable.