Hay alerta entre los comerciantes de Tuluá, Valle del Cauca, por las extorsiones de bandas criminales que buscan controlar hasta el precio de algunos productos de la canasta familiar. Las autoridades están tras la pista de los responsables del denominado ‘cartel de los huevos’.

“Estamos a punto de cerrar el negocio porque nos volvieron a extorsionar y las ventas bajaron mucho”, explicó uno de los afectados.

Le puede interesar: Las excusas de la Fiscalía tras no atender a tiempo la masacre en Tame, Arauca

De acuerdo con la Personería, algunos cerraron sus negocios por temor teniendo en cuenta que personas vinculadas al sector avícola han sido víctimas por no acceder a estas pretensiones ilegales.

Por su parte las autoridades reconocen la existencia del ‘cartel del huevo’, aseguran que detrás del ilícito se encuentra la organización denominada como ‘La Oficina de Tuluá’ cuyo anterior nombre correspondía a ‘La Inmaculada’ y a sus líderes Andrés Felipe Marín alias ‘Pipe’ y Andrés Mauricio Hernández alias ‘Caregallo’, actualmente condenados en la cárcel Picaleña de Ibagué.

Le puede interesar: Las excusas de la Fiscalía tras no atender a tiempo la masacre en Tame, Arauca

Según la información recopilada hasta el momento solo hay dos denuncias formales y los autores de esta irregularidad están bajo la mira incluso en la zona rural del centro del Valle.

Hoy precisamente aumentó la recompensa de hasta $1.400 millones a quien informe sobre la ubicación de 33 personas vinculadas tanto a grupos extorsivos, como a disidencias y ELN en el departamento.