Ya comenzó la revisión de los cumplimientos de la Ley de Habeas Data, que impone obligaciones a los usuarios de bases de datos sobre los dueños de éstos. Para evitar una multa, los usuarios deben demostrar que se preocupan por proteger la información ajena.

Por el tipo de información que manejan las bases de datos, éstas se convierten en temas sensibles y de riesgo de robo por lo que las empresas o personas que las poseen tienen que tener un blindaje pero esto no se está cumpliendo.

«Encontramos multas porque ahí información cruzada y los usuarios ya tienen derecho a solicitar de donde las empresas obtuvieron los datos.» Nadia Padilla, desarrolladora de negocios.

La ley les da herramientas a los usuarios para que la información entregada se maneje de forma reservada. También se pueden seguir unos autocuidados para evitar ser víctima de los hackers.

Publicidad

«Lo primero es tener un buen antivirus actualizado y lo segundo tener un firewall que es un programa que bloquea las conexiones no deseadas hacia el equipo.» Ricardo Suárez, Director tecnología.

Si las empresas entregan información sin autorización de los usuarios y no pueden responder como se trasfirió, estas se exponen a multas económicas por lo que los expertos recomiendan tener cuidado a la hora de dar clic.