Trabajadores del Hospital Universitario del Valle, HUV, están en alerta luego de hallar más de un millón de historias clínicas en completo deterioro, piden a los órganos de control supervisar esta situación y determinar tanto responsabilidades como sanciones por este caso.

En una bodega, a merced de roedores y sin un debido cuidado, permanecen más de un millón de historias clínicas del HUV firmadas entre el 2000 y 2012.

El vicepresidente de Sintrahospiclinicas del HUV, Jorge Rodríguez denunció “un tipo de negligencia administrativa, de violación a la ley de archivo, la 594 del 2000. La historia clínica es importante y de mejor custodia después de atención al paciente”.

En ocasiones las autoridades han encontrado traspiés para adelantar investigaciones debido a la condición de las historias y además hay cientos de facturas que reposan sin cobrar.

“Una administración escondió cajas de facturación, se decía que era para entregarlas a un privado, otro que no quería contarle a las EPS en el momento trascendental que estamos viviendo en el hospital, que es la ley 550 y no sabemos qué pasó con esas facturas aquí” indicó Rodríguez.

Por su parte, la Gobernación del Valle explicó que el hallazgo de facturas ya se denunció hace dos años ante la Fiscalía y actualmente se adelanta un proyecto para sistematizar las historias clínicas.

El asesor de despacho de la Gobernación del Valle, Giovanni Ramírez explicó que “hay varios tipos de documentación, uno es archivo muerto, el actual gerente está haciendo ese contrato de digitalización y otro que es el archivo corriente que es el actual, el que tiene que estar vigente que están digitalizándose”.

Trabajadores esperan que los órganos de control centren sus ojos sobre el proceso de archivo que se adelanta actualmente en el centro médico más importante del suroccidente del país.

Sebastián Bedoya – CM&