Varios casos de justicia por mano propia se conocieron en Cali en un mismo día, las autoridades advierten los riesgos de este comportamiento.

Uno de los presuntos delincuentes aparte de recibir los fuertes golpes de la comunidad enfurecida, sufrió una fractura en su brazo derecho y la motocicleta en la que se movía fue incinerada.

Las autoridades advierten sobre consecuencias por este tipo de comportamientos.

“El Código Penal establece que serán investigados, podrán ser judicializadas sin problema”, explicó Carlos Rojas, secretario de Seguridad de Cali.

Luego de ser golpeados quedaron a disposición de la Policía, no obstante, es necesario denunciar para evitar que queden en libertad.

“No es que la justicia no funcione, este es un delito que necesita la denuncia, si identifica a las personas en uno de los videos por favor establezca el denuncio”, indicó el coronel Guillen Amaya, subcomandante de la Policía Metropolitana de Cali.

Los nuevos casos ocurrieron en el sur y centro de la ciudad.