Pese a la indisciplina social donde se han descubierto fiestas con más de cien personas, en Cali no habrá ni toque de queda ni ley seca para la fiesta de Halloween del 31 de octubre.

«¿Que está prohibido?, las caravanas en motocicleta, en vehículos que afecten la movilidad, por eso tendremos operativos de control«, dice el secretario de Seguridad de Cali, Carlos Rojas.

Los niños podrán salir a pedir dulces en grupos familiares de 4 personas tanto en vía pública como en centros comerciales respetando el autocuidado para evitar el contagio de COVID-19 cuya cifra en la ciudad supera los 57.800 casos.

Vamos a verificar que no haya aglutinamiento, todos los centros comerciales nos han reportado un ejercicio de responsabilidad«, reitera Rojas.

Las multitudinarias fiestas con más de 50 personas están prohibidas.

Publicidad

Quienes incumplan las normas serán sancionados con una multa de hasta 150 salarios diarios mínimos legales vigentes.