CMI conoció que la Fiscalía llamó a juicio a tres exdirectivos del Fonade y a la directora de la Uspec Cristina Palau por presuntos actos de corrupción relacionados con el pago de millonarios sobornos y nombramientos.  

En el escrito de acusación, la Fiscalía señala que tres exdirectivos de Fonade y un grupo de contratistas se unieron para entregar millonarios convenios a cambio de sobornos y nombramientos.

Los funcionarios serían fichas políticas de los excongresistas Musa Besaile y el ‘Ñoño’ Elías.

«Al interior del Fonade se estructuró una asociación criminal la cual tenía como finalidad favorecer a particulares», señala el documento.

El primer hecho está vinculado con una serie de contratos relacionados con viviendas para nueve departamentos, en el cual se pagaron millonarias coimas.

«La organización criminal obtuvo un contrato para interventoría de viviendas por valor de $ 16 mil millones», indica la Fiscalía.

En el documento quedan en evidencia más de 15 transacciones en las que se habría intentado ocultar los sobornos.

Pero las acusaciones de la Fiscalía también tocan a la exdirectora de la Uspec Cristina Palau; el ente acusador señala que buscó favorecer a un grupo de contratistas en un convenio de mantenimiento de cárceles del país por un valor superior a los 400 mil millones de pesos, que sería suscrito con el Fonade.

“(Palau buscó) Dar ventaja a las empresas a las que ella quería favorecer respecto a las contrataciones que saldrían mediante licitación pública”, agrega.

Los acusados son: Juan Carlos Montoya, exfuncionario de la Uspec y exfuncionario del Fonade; Héctor Julio Álvarez, exsecretario de Infraestructura Departamental de Córdoba; y Hugo Bula Mercado, exfuncionario de Fonade.

César Melo