Cormagdalena está alerta ante la posible situación de contaminación de fuentes hídricas, por el derrame de hidrocaburos presentado en el pozo 158 de Ecopetrol, a la altura de la quebrada La Lizama y Caño Muerto, afluente del Río Sogamoso.

Después de una revisión técnica, Alfredo Varela De la Rosa, director ejecutivo de Cormagdalena, indicó que «de acuerdo a las inspecciones realizadas en la desembocadura del Río Sogamoso, en el Río Magdalena no se evidencian trazas de hidrocarburos sobre la principal fuente hídrica del país”, informó el Director Varela De la Rosa.

“Lamentamos la situación y hemos notificado a Ecopetrol sobre la importancia de tomar las medidas contingentes necesarias para evitar a todo lugar que la contaminación llegue al Río Magdalena, dado que el río es fuente de vida y abastecimiento de agua para múltiples poblaciones asentadas a lo largo de sus riberas”, agregó. 

Este lunes, equipo técnico de la Subdirección de Desarrollo Sostenible y Navegación de la Corporación acompañó al Ministerio de Medio Ambiente a dos visitas de inspección de los 18 puntos de control instalados por Ecopetrol y 68 barricadas donde se evidenció que se ha retenido gran parte de la contaminación.

Igualmente, el director de la entidad lamentó el daño que la mancha de petróleo ha causado y las repercusiones económicas para las 11 asociaciones de pescadores que trabajan en los puertos pesqueros más afectados de esta región del Magdalena Medio, tales como La Playa, La Cascajera, San Luis de Río Sucio, Puerto Cayumba, Puente Sogamoso, El Pedral y la zona de La Lucha. 

“Sin duda el recurso más afectado es el hidrobiológico a lo largo de los ríos Sogamoso y Magdalena, nos preocupa la pérdida de su biodiversidad y su pie de cría, esta es una época de reproducción, donde muchas especies ponen sus huevos así que se requerirán por lo menos 10 años para poder recuperarse de esta emergencia, y será necesaria una restauración de largo plazo y de manera sostenida”, añadió. 

Asimismo, Varela De la Rosa señaló que se inició un plan de contingencia para que el derrame de crudo, que ya llegó al río Sogamoso, no pase al Magdalena, «lo que queremos es que no se nos contamine el río Magdalena. Ya estamos viendo que la afectación es bien grande frente al río Sogamoso. Nos estamos comunicando con las asociaciones pesqueras para que nos estén informando si hay algún tipo de mancha sobre el río».