nacional

En imágenes | El desgarrador panorama que vive el río Cauca

Yusy Chaparro - 7 de febrero del 2019

[ngg_images source=»galleries» container_ids=»368″ display_type=»photocrati-nextgen_basic_thumbnails» override_thumbnail_settings=»0″ thumbnail_width=»240″ thumbnail_height=»160″ thumbnail_crop=»1″ images_per_page=»20″ number_of_columns=»0″ ajax_pagination=»0″ show_all_in_lightbox=»0″ use_imagebrowser_effect=»0″ show_slideshow_link=»1″ slideshow_link_text=»[Mostrar presentación de diapositivas]» template=»/srv/wordpress/wp-content/themes/canal-uno/nggallery/gallery-canaluno.php» order_by=»sortorder» order_direction=»ASC» returns=»included» maximum_entity_count=»20″]

El bajo nivel del río Cauca se hace visible con los niños de Puerto Valdivia, la romería en el pueblo por un afluente con un cambio histórico los llevó a nadar y hasta a acostarse, pues el agua solo les llega a la cintura.

Silvia Londoño, habitante de Puerto Valdivia, dijo que “es lamentable lo que le está ocurriendo al río Cauca, jamás en la vida había pasado algo así y llevo 20 años viviendo aquí”.

Lo que para los más pequeños en su inocencia es un disfrute, es una verdadera crisis ambiental por el ecocidio de 35.000 peces, cifra que podría llegar a 50.000.

Sandra Meneses, otra habitante de Puerto Valdivia, dijo que el río era “inmensamente hondo y para nosotros es una tristeza, era más que un río y ahora no es ni una quebrada, nunca se había visto así el río”.

Debajo del puente Simón Bolívar de Puerto Valdivia, habitantes logran medir cuánto bajó el agua, que por allí pasaba hasta hace unos días

 “La altura máxima que tenía el puente eran 40 metros y ahora podemos mirar que la altura puede oscilar en 48 metros en mediciones que hicieron, eso es lo que ha bajado el caudal del río”, indicó Yeison Alexander Ladeux, líder social de Puerto Valdivia.

Según EPM, el agua verterá con normalidad en el río este viernes y hasta el domingo recuperaría parte de su nivel, pero para ambientalistas y comunidad lo que no retornará es la tranquilidad ni  el daño ambiental por los miles de peces y otras especies muertas.