El libertad quedó el gobernador de Santander, Hugo Aguilar, tras seis horas de audiencia en las que la Fiscalía no logró sustentar los argumentos suficientes para que se diera la detención que se solicitaba para Aguilar, por presunto enriquecimiento ilícito y lavado de activos, así le fue otorgada la libertad.

En la misma determinación un juez negó la incautación de los vehículos de lujo que fueron encontrados por la Fiscalía del exgobernador, señalando que no se probó que los automóviles hubieran sido adquiridos de manera ilegal.