La mujer contratada como guía turística del «narcobus» accidentado en Ecuador, rompió su silencio y decidió entregarse a la Fiscalía. Claudia Orozco confesó que conoció que el bus llevaba droga y decidió continuar el recorrido.

Aseguró que pese a haber participado anteriormente en tres paseos, fue sólo en el último viaje cuando se enteró que transportaban droga.

Aunque la mujer se entregó a las autoridades, el abogado defensor de Orozco, Elmer Montaña, indicó que al parecer, el caso será asumido por Ecuador.

Arrepentida, la mujer envío un mensaje a las familias de las víctimas del paseo, pidiendo perdón.

Claudia Orozco también aseguró que luego de enterarse que transportaban droga, aprovechó las fallas mecánicas del bus para ofrecer a los pasajeros que se devolvieran. Pero solo una aceptó.