Fue dejado en libertad por vencimiento de términos el gobernador de La Guajira, Wilmer González Brito, quien había sido capturado hace un poco más de un año por presunto constreñimiento y corrupción al sufragante en las elecciones atípicas realizadas el 6 de noviembre de 2016, luego de la destitución de Oneida Pinto.

Cabe recordar que su medida de aseguramiento se había dado luego de que la Fiscalía presentara pruebas que lo comprometieran y que daban cuenta de presuntas dádivas otorgadas durante campaña que lograron su elección; decisión que tomó un magistrado del Tribunal Superior de Bogotá.

La Fiscalía también había presentado, en audiencia el 9 de febrero, grabaciones telefónicas en las que hablaba de la entrega de 10 millones de pesos a cambio de votos en la región con la concejal Silbelly Solano.

La Sala Penal del Tribunal había considerado necesaria su detención dado que el gobernador podía aún delinquir y entorpecer el curso de las investigaciones, garantizando también su comparecencia a las audiencias judiciales.