En libertad quedaron los cinco capturados, señalados como presuntos responsables del asesinato de un hombre que dejó caer una botella de licor en Itagüí, Antioquia. Medicina Legal deberá dar dictamen sobre las causas de la muerte.

Tres días duraron capturados los cinco presuntos responsables del asesinato de Esteban Sánchez Brand, atacado a golpes por dejar caer una botella de aguardiente en Itagüí, Antioquia.

Según las autoridades solo hasta que el informe de Medicina Legal determine las causas de la muerte se definirán responsables.

Vea también: Fiscalía abre investigación a los “magistrados eternos” de la Judicatura

“La Policía en dos minutos capturó a seis personas, de las cuales cinco fueron imputadas porque hasta el momento no se ha determinado por parte de Medicina Legal, cuál es la causa de la muerte, si fueron los golpes u otra enfermedad que padeció la persona que murió ese día”, afirmó José Fernando Escobar, alcalde de Itagüí.

Publicidad

Para los familiares de Esteban se suma un dolor y una tristeza más, la muerte podría quedar impune por lo que piden justicia.

“Yo solo les pido que les caiga todo el peso de la ley, yo no los odio, ni les digo que les pase lo peor, pero que Dios es el que hace la justicia y que él se encargue de todas las cosas y todo eso se lo dejó en manos de la justicia que ellos son los que tienen que aclarar esta situación”, aseguró Diego Sánchez, hermano de la víctima.

Le puede interesar: Siete muertos al estrellarse un helicóptero en el Sinaí egipcio

Justamente, su familia recopilará pruebas de testigos que aseguran haber visto como Esteban fue atacado a golpes por un grupo de personas en este caso de intolerancia que conmocionó a Itagüí.