En lo que va del año, 45 mil hectáreas de bosque han sido taladas en la Amazonía colombiana

Jorge Bermúdez - 11 de septiembre del 2019

En los 12 meses del año 2018, la Amazonía colombiana perdió 145 mil hectáreas de bosques primarios, mientras que en los primeros siete meses del 2019 van 45 mil, pero la cifra podría empeorar.

“Es muy importante estar alerta en este momento porque hemos empezado a detectar quemas en esta época, lo que antes no ocurría”, aseguró Rodrigo Botero, director de la Fundación para la Conservación y Desarrollo Sostenible.

El  monitoreo revela que los depredadores, no han abierto nuevos puntos de deforestación, sino que insisten en acabar las zonas donde ya están sus motosierras.

“Aquí hay un problema y es que es persistente en esa misma área y que adicionalmente empieza a atacar algunos parques nacionales, en especial el parque Nacional Tinigua”, agregó Botero.

Junto al parque Tinigua, La Macarena, Chiribiquete y Nukak este año han perdido en promedio mil hectáreas cada uno.

El monitoreo identificó que desde el San José del Guaviare y hasta Miraflores, está el mayor eje de deforestación y sobre el que exigen una urgente intervención del Gobierno.

Los Nukak son unos de los más afectados. Esta comunidad indígena, la única nómada del mundo que vivía en la tupida selva, fue sacada a la fuerza por la acción de las motosierras que han perforado su territorio.