El presidente Gustavo Petro planteó una serie de propuestas en cuanto a la agenda ambiental para preservar y rescatar a la selva amazónica como balance de su visita a la ONU en su 77° Asamblea.

El jefe de Estado sugirió pasar de las palabras a los hechos y adoptar medidas inmediatas, ya que según el considera “está en juego la supervivencia de la especie humana, por cuenta de la crisis climática, como dice la ciencia”. Petro considera que el discurso trazado en preservar el medio ambiente quede atrás, porque es “hipócrita”, ya que mientras se habla el Amazonas está siendo quemado y arrasado.

También puedes leer: Superintendente de Salud solicita mesa de trabajo con MinSalud tras declaraciones de la ministra

Por tanto, Petro sugirió que, si los países desarrollados no manifiestan un interés real en salvar al catalogado “ecosistema más grande del mundo”, por lo menos reduzcan la deuda externa de las naciones latinoamericanas, para así contar con los recursos con los cuales revitalizar la selva amazónica.

Además, Petro añadió que en el momento en que se necesitaba prestar atención a estas acciones, en el mundo “se inventaron una guerra y otra y otra”. 

“Destruir la selva, el Amazonas, se convirtió en la consigna que siguen Estados y negociantes. No importa el grito de los científicos bautizando la selva como uno de los grandes pilares climáticos. Para las relaciones del poder del mundo la selva y sus habitantes son los culpables de la plaga que las azota, aseveró.