Aunque hubo una reducción en casos de trabajo infantil, la cifra sigue siendo preocupante. Solo en Cali habrían 18.000 menores laborando sin las condiciones necesarias en distintas actividades.

Esquinas de semáforos, oficios varios en viviendas, así como la venta de dulces, son las actividades que frecuentemente se siguen detectando en la capital del Valle.

Julián Satizabal, vocero del programa Libre de Trabajo Infantil, indicó que «de acuerdo con las cifras del Dane, tenemos 18.000 niños trabajando, con una buena noticia: que ha reduccido al 3.9%».

Según el ICBF, las denuncias por trabajo infantil crecieron en un 50 % entre abril y lo corrido de junio de 2018, siendo el Valle del Cauca una de las zonas del país con mayores reportes.

William Márquez, director (e) del ICBF en el Valle, dijo que «en el departamento hemos detectado 337 niños y niñas que han sido denunciados por la línea y de esos, 105 ya tienen una denuncia específica estamos haciendo acciones».

Para Juan Carlos Mulato, un docente del oriente caleño, explicó que “niños entre los 4 y 17 años que anteriormente se encontraban en las calles trabajando, ahora están estudiando. Lo más difícil para combatir el flagelo es el apoyo de la propia comunidad y la violencia en los territorios”.

Bogotá es la ciudad con el mayor indicador de denuncias, con 1.421 casos, y el Atlántico es el segundo departamento con mayores indicadores con 387 registros.

Publicidad

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1