Un delincuente, presuntamente venezolano, y quien llevaba un arma de fuego, siguió a su víctima hasta un supermercado en el barrio San Germán en el occidente de Medellín.

Allí lo ultrajó, le robó una cadena de oro y un celular. El hurto quedó grabado en una de las cámaras de seguridad. Pero, lo más aterrador, lo vivió una comerciante que estaba justamente al frente del lugar quien sobrevivió a un impactó de una bala perdida.

Podría leer: Violenta jornada en Suba deja quince personas heridas, entre ellas, un menor de edad

Estaba al frente de la vitrina, acababa de limpiarla y me paré cuando sentí un fuerte ruido que me rebotó en el hombro y la oreja. Vi una latica y vi la bala y escuché disparos y me escondí en el baño”, relata la comerciante, Nelly Mazo.

La joven relató como en cuestión de segundos, la bala recorrió varias partes de su cuerpo sin que ella entendiera lo sucedido. “Los vecinos vinieron porque el vidrio quedó fracturado, todos fueron muy solidarios”.

Vea también: En Facatativá, encapuchados robaron dos motocicletas de la Policía y luego incineraron una de ellas

Asegura que un milagro le permitió seguir viviendo y contar la historia. “Un milagro de Dios. Dios lo tiene a uno para grandes cosas; la vida pende de nada”.

En otro hecho, en un cajero en el centro de Medellín, una mujer fue atracada por un delincuente que ingresó justo cuando retiraba dinero, además le quitó su celular.