En el caño de Soledad se encontró esta mañana el cuerpo del niño arrastrado este martes en la tarde por un arroyo en ese municipio. Las labores de rescate las adelantaron socorristas de la Defensa Civil.

La corta vida del niño Wilber Marceliano Hoyos Meza, se truncó tras ser arrastrado por el arroyo ‘El Salao’ en el municipio de Soledad, en el área metropolitana de Barranquilla.

El menor desapareció cuando con una hermanita jugaba en la turbulencia de la fuerte corriente.

José William Sánchez, técnico de la Defensa Civil en Soledad, dijo que los niños se encontraban jugando en el momento en que estaba lloviendo y fueron arrasados por el arroyo».

«Afortunadamente, la niña se salvó y tuvimos el desenlace del cuerpo que fue recuperado en el día de hoy. Gracias a la información que nos dio la comunidad», indicó.

El cuerpo del niño se halló en las primeras horas de este miércoles en la desembocadura del arroyo.

Publicidad

Este es el primer caso de un menor arrastrado por un arroyo en Atlántico en el presente año.