Armando Salas Senior fue encontrado atado de pies y manos, sentado en una silla y con golpes en el rostro en una casa del barrio San Roque, en el centro de Barranquilla.

El exsacerdote franciscano habría sido objeto de un robo, pues en el lugar no se encontró un televisor, un ventilador y su teléfono celular.

“De acuerdo con unos elementos materiales de prueba y unas evidencias físicas halladas en el lugar, hay dos posibles hipótesis que van a ser corroboradas o descartadas”, dijo el general Ricardo Alarcón, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla.

Salas Senior también era un docente pensionado.

“Se ha destinado un grupo especial de investigadores que van a generar unas acciones tendientes a dar con los responsables de este hecho”, precisó el general.

Publicidad

Los múltiples golpes que recibió y la asfixia habrían causado la muerte del hombre.