Una nueva guerrilla con cientos de excombatientes de las Farc dirigida por Iván Márquez y Jesús Santrich, líderes rebeldes que se marginaron del acuerdo de paz en Colombia, se conformó oficialmente hoy. 

Los investigadores de la Fundación Paz y Reconciliación recolectaron información horas antes del anuncio de la creación de una nueva organización armada, bajo la orientación de Iván Márquez y Jesús Santrich, dos exnegociadores de paz requeridos por la justicia.

“La información que nosotros tenemos es que se está juntando esa disidencia política y esa disidencia armada, y eso da la posibilidad y el riesgo (…) a la conformación otra vez de un grupo guerrillero en Colombia, distinto al ELN que está en actividad”, sostuvo León Valencia.

Considerada la guerrilla más poderosa que operó por décadas en América, las Farc se convirtieron en partido político tras el acuerdo de paz que condujo al desarme del grueso de su tropa en 2017, unos 7.000 hombres y mujeres que ejercían influencia en el sur, centro y noroeste del país principalmente.

Cientos de guerrilleros se apartaron del proceso de paz que buscaba terminar con un levantamiento armado. 

Según cifras de la ONG, las disidencias cuentan con unos 1.800 miembros distribuidos en unos 24 grupos.

El alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, por su parte, aseguró que de acuerdo a información de inteligencia, estos grupos tienen 2.500 combatientes.

Hace más de un año que Márquez decidió apartarse del pacto de paz alegando incumplimientos por parte del Estado, mientras Santrich es prófugo dentro del proceso que se le sigue por presunto narcotráfico. El también congresista es acusado por Estados Unidos de haber conspirado para traficar cocaína después de firmar la paz.

Estrechos aliados, los rebeldes son requeridos por el tribunal especial que juzga los peores crímenes cometidos durante medio siglo de conflicto armado. Contra Santrich incluso hay una orden internacional de captura.