El próximo 7 de septiembre en el centro religioso de la Policía Nacional, en Bogotá, se realizará la ceremonia de entrega de los restos de Jaime Benítez, luego que la Fiscalía y Medicina Legal lograran la plena identificación de su cuerpo.

Benítez fue uno de los escoltas del entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia, Alfonso Reyes Echandía, quien murió durante la toma del Palacio de Justicia que se presentó el 6 y 7 de noviembre de 1985.

Cabe resaltar que en el caso del escolta, los familiares recibieron un cuerpo y lo sepultaron en el cementerio El Apogeo, al lado de Libardo Durán, otro funcionario del esquema de seguridad de Reyes Echandía. Ante la hipótesis de la mezcla de restos durante las entregas hechas tras la toma y retoma del Palacio de Justicia, la Fiscalía y Medicina Legal realizaron la exhumación de los despojos mortales.

La diligencia se cumplió el 30 de enero de 2017, y evidenció que el cuerpo pertenecía a dos personas distintas, que están en proceso de identificación.

Con estos resultados, los investigadores verificaron entre varias piezas óseas encontradas en una fosa del Cementerio del Sur, en Bogotá, y detectaron en una caja algunos restos que por sus características tendrían similitudes con el cuerpo de Benítez. Tras realizar el cotejo de ADN, se estableció que los restos recuperados sí eran los de Jaime Benítez.