El enviado especial de la Unión Europea para la paz de Colombia, Eamon Gilmore, se reunirá con líderes sociales y desmovilizados de las Farc, entre otros, en su primera misión en el país este año, en la que también dará seguimiento a la implementación del acuerdo de paz y los diálogos con el ELN.

«Colombia se enfrenta actualmente al reto de integrar a la vida política y civil a quienes fueron miembros de un grupo armado. Este es un reto grande para toda la sociedad y es necesaria la suma de voluntades para un implementación exitosa», afirmó Gilmore, en un comunicado de la delegación de la UE en el país.

Durante su visita al país, que se extenderá hasta el próximo 7 de marzo, Gilmore se reunirá también con funcionarios del Gobierno y de las agencias de las Naciones Unidas en los territorios, además de revisar los avances de algunos proyectos financiados por la UE.

El enviado especial viajará mañana a Quibdó, Chocó, en donde hablará con las comunidades y defensores de derechos humanos sobre la situación que viven con la presencia de la guerrilla del ELN en la zona.

Asimismo, se tratará el estado actual de los diálogos de paz con el ELN en Quito, suspendidos desde el pasado 10 de enero debido a la ofensiva terrorista de esa guerrilla.

Luego visitará junto a la embajadora de la UE en Colombia, la española Patricia Llombart, Tumaco, el municipio con más hectáreas de coca sembradas.