Un juez envió a la cárcel a la mamá y al padrastro de la pequeña Sara Sofía, de 23 meses de nacida, por su desaparición.

El rastro de la menor se perdió desde el pasado 15 de enero y lo último que se sabe es que la menor no fue arrojada al río Tunjuelito, según las evidencias obtenidas por la Fiscalía General de la Nación.

 

 

Según la mamá de la menor identificada como Carolina Galván y su padrastro Nilson Díaz, la niña “murió” y “la arrojaron” al río Tunjuelito, ubicado al sur de Bogotá.

La Fiscalía desmintió dicha afirmación realizada por la pareja, a quien se le cobijó con medida de aseguramiento en centro carcelario, por falta de evidencia tras no encontrar el cuerpo de la pequeña en el río Tunjuelito.

 

 

Pese a que la defensa de Galván y Díaz apelaron a la decisión, un juez de garantías los envió a prisión por el delito de desaparición de la pequeña Sara Sofía.

Las autoridades continúan en la búsqueda de la menor, apoyándose en las pruebas recolectadas como en videos de cámaras de seguridad.