El Ejército Popular de Liberación, EPL, reveló que el Gobierno envío a varios funcionarios para proponerles un proceso de diálogo. Dicen que están dispuestos pero hacen varias exigencias previas.

Por medio de una carta abierta al presidente Juan Manuel Santos solicitan “abrir un diálogo de paz” con la organización.

“Insistimos en garantías plenas para el diálogo, pues sin ellas, cualquier encuentro carecerá de la seriedad a la cual se aspira y no estará exento de los traumatismos propios de la guerra. Proponemos al gobierno nacional unas condiciones mínimas para el desarrollo de estos diálogos, que partan por establecer un cese bilateral del fuego y las hostilidades, con verificación internacional, en el cual sea claro el compromiso del gobierno nacional de cesar los bombardeos indiscriminados, desmilitarizar las zonas de conflicto, respetando sin excusa alguna los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, tal como lo han venido reclamando las comunidades” dice un aparte del documento. 

La organización al margen de la ley también solicita que se derogue el calificativo contra ellos de «Bacrim, el desmonte del ESMAD, la despenalización de la protesta social; la abolición de las recompensas, el castigo a los agentes del Estado inmersos en falsos positivos, así como el cumplimiento de los compromisos firmados con las comunidades y sus organizaciones».

«Como rebeldes tenemos propuestas, en ese sentido estamos dispuestos a discutir y acordar con el gobierno una agenda mínima que destaque el delito político y el carácter beligerante de la guerrilla colombiana, las garantías para la participación popular en el debate nacional que proponemos, así como las salidas a los acuciantes problemas de la nación, como son el empleo, la salud, la educación, el bienestar social, el desarrollo productivo y tecnológico, la protección del campo, entre otros» concluye el texto del EPL.

REDACCIÓN INTERNET – CM&