El próximo viernes 10 de diciembre se reunirán en Bogotá el Contralor General, Felipe Córdoba; el alcalde de Medellín, Daniel Quintero; el gerente de EPM, Jorge Andrés Carrillo, y los representantes de las aseguradoras Mapfre y SURA, para que acuerden el pago de $4,3 billones de pesos por los daños causados en la represa de Hidroituango hasta julio de 2019.

En el acuerdo, los constructores también harían el pago de las expensas que se dan por activar las pólizas y tienen costos que rondan entre los $600 mil millones y $800 mil millones.

La empresa calcula que las pérdidas en la hidroeléctrica, a la fecha, oscilan los $9,9 billones.

La demanda que se presentó contra los constructores en 2020 seguirá en pie para recuperar $5,6 billones por los daños que no cubren las aseguradoras.