En plena pandemia del coronavirus aumentó el número de quejas contra las EPS porque no están entregando medicamentos para otras enfermedades, sobre todo las de alto riesgo, denunció el superintendente de Salud, Fabio Aristizábal.

La denuncia del supersalud fue hecha en un debate de control político realizado en la Comisión Séptima del Senado, y en el que participaron también voceros de todos los sectores de salud y el director de Fasecolda, Miguel Gómez Martínez, que representa a las aseguradoras de riesgos laborales.

“En este momento  no debería existir ninguna excusa de las EPS para no proveer los medicamentos (no covid). A la fecha hemos recibido 104.428 peticiones, quejas y reclamos, de las cuales 35.000 son de adultos mayores y 7.800 de pacientes de alto costo”.

En el debate, los gremios de la salud y senadores de varios partidos reiteraron sus críticas a las Aseguradoras de Riesgos Laborales (ARL), por no proveer a los trabajadores del sector los insumos necesarios para realizar su labor.

“Desde 2015 las ARL recaudan, cada año 4,5 billones de pesos, entonces recursos sí tienen”,  dijo el senador vallecaucano, Carlos Fernando Motoa.

Sin embargo, el representante de las aseguradoras reveló una proyección sobre el costo mensual proyectado que deberían asumir las ARL. Según el presidente de Fasecolda, dotar de insumos de bioseguridad a cerca de un millón de trabajadores en riesgo alto de Covid-19 , entre ellos 566.000 del sector salud, costaría 431.000 millones de pesos al mes.

En el debate, los voceros de los trabajadores de la salud pidieron que las diferentes entidades del Estado y privadas dejen de tirarse la pelota y trabajen más coordinadas para que les entreguen de verdad , verdad, los insumos de bioseguridad.