El informe de la Superintendencia de Salud con los estados financieros del sector, revelan que, aunque en 2019 las EPS obtuvieron ingresos por más de $ 68.6 billones de pesos, las pérdidas en esas entidades superaron los $ 1.9 billones de pesos.

En Colombia existen 32 empresas promotoras de salud, ahora operan bajo el modelo de aseguramiento y buena parte de sus ingresos provienen del Gobierno.

En el régimen contributivo se concentraron las mayores pérdidas, según la Superintendencia, estas pérdidas acumularon una cifra de $ 1.2 billones de pesos en 2019.