Al cumplirse un año de la contingencia de Hidroituango por la obstrucción de la galería auxiliar de desviación del proyecto, el gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, a través de una carta al gerente y a la junta directiva de EPM, califica como un hecho desafortunado la decisión de no responder por los costos derivados de errores de construcción.

En la comunicación, el gobernador Luis Pérez sustenta en siete puntos la decisión de ordenar a la Sociedad Hidroeléctrica Ituango hacer efectivo el cobro de las penalidades y el lucro cesante, de acuerdo con el Contrato BOOMT, (sigla en inglés de “construir, operar, mantener, explotar comercialmente y devolver” a los 50 años la central) y de ser necesario, pedir medidas cautelares que incluyan el embargo de las cuentas de EPM.

“Lo que ha pasado aquí, metafóricamente, es que la gobernación contrató con EPM la construcción de Hidroituango y en ese contrato hay unas obligaciones de EPM. Se trata entonces, de que EPM cumpla con el contrato de construcción”, afirma en su carta el gobernador de Antioquia.