Gracias a un bolígrafo con un micrófono, la Fiscalía logró capturar a dos fiscales en Bucaramanga, vinculados a una investigación por exigir millonarias sumas de dinero, para frenar investigaciones penales. 

Le puede interesar: Bogotá entra en alerta roja: volverá a cuarentena este fin de semana

Cuando tomaban una cerveza y se alistaban para contar $110 millones en un bar en Bucaramanga, fueron detenidos el fiscal especializado Javier Rodríguez y el funcionario del CTI Jairo Pulido.

El dinero, presuntamente, sería el anticipo de $350 millones que recibirían los dos funcionarios, para no vincular a un empresario a una investigación por lavado de activos.

NotiCentro 1 CM& conoció las grabaciones que hizo la víctima con un bolígrafo espía, cuando un abogado enlace de los fiscales convenía el acuerdo ilegal.

Vea también: Medellín, Bogotá, Barranquilla y Santa Marta, bajo aislamiento obligatorio este fin de semana

Abogado:

Yo te cobraría 350. 175 y 175.

Víctima:

$350 millones.

Abogado:

Sí señor.

Víctima:

¿Usted me lo recibe en efectivo o se lo puedo bancarizar?

Abogado:

En efectivo, en lo posible.

(Los fiscales le prometieron al empresario que en menos de dos meses tendría su caso archivado, si pagaba)

Abogado:

Frente a esa investigación de 2010 yo lo llamo y le digo: Fernando aquí está su archivo, y acá esta lo de su señora, y tú me dices: aquí está su dinero y chao.

Publicidad

Conozca más: Audiencia de Sergio Fajardo se adelantará el 5 de mayo

El abogado Francisco Bernate fue quien denunció el escandaloso caso, que llevó a la Fiscalía a detener a los dos funcionarios de su propia entidad.