Con la consigna de protesta » abajo la tercerización laboral exigimos, exigimos, exigimos» escoltas de la Unidad Nacional de Protección (UNP) en Antioquia, se declaran en alto riesgo y sin garantías de seguridad para hacer su trabajo en zonas con presencia de grupos armados.

Los funcionarios temen que continúen los homicidios selectivos, como similares a los de dos de sus compañeros en Chocó.

‘’Vehículos mal blindados, vehículos convencionales en zonas de alto riesgo que no cumplen con las medidas para prestar un buen servicio de protección. Tenemos que trabajar con lo que nos brinda la unidad, muchas veces estos no sirven porque los grupos al margen de la ley tienen más potentes que nosotros, contamos con una pistola de 18 cartuchos en zonas donde las armas son mucho más largas y mucho más letales’’, indicó el vocero de SINPROSEG – Medellín, Andrés Montoya.

Publicidad

Adicionalmente de la falta de seguridad denuncian que la UNP, muchas veces les niega los viáticos para desplazamientos y deben asumir los costos por su cuenta. Esto afecta también a líderes en riesgo pues deben suspenderles el esquema.

‘’A la vez la negación de los viáticos, no podemos asumir de nuestro propio recurso eso, es alimentación y hospedaje. Muchos protegidos pretenden que nosotros asumamos lo costos de nuestro bolsillo y eso es negativo, no podemos involucrar el sueldo’’, indicó el presidente de la UT-UNP de Medellín, Leonardo  Grisales.

Según el Sindicato de Uniones Temporales de la UNP y el Sindicato Nacional de Profesionales de la Seguridad, a cada escolta les adeudan aproximadamente de 1 a 2 millones de pesos de viáticos en los últimos tres meses.